BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







domingo, 3 de julio de 2016

Ilusiones que vuelan, vuelos que no despegan

Julio:Vacaciones con vuelos cancelados 

Que nada, ni nadie, te arruine tus vacaciones. Tus escapadas son tuyas, y aunque el destino haga de las suyas, tiene solución y hay alternativas. No dejes que se salgan  con la suya y sé feliz. 


El verano ya está aquí, se nota porque el calor aprieta de lo lindo, los niños ya tienen vacaciones y julio ya ha sido inaugurado. La operación salida de las vacaciones del mes de julio ya ha empezado, muchos con viajes programados desde hace bastante tiempo y los aeropuertos a rebosar de gente. Y, la noticia de la semana ha sido que Vueling ha vuelto a hacer de las suyas cancelando y retrasando vuelos, por lo tanto arruinando los primeros días de vacaciones de muchos clientes.

Cuando llegas al aeropuerto con las maletas, los billetes y las ganas de llegar al destino, lo que menos te esperas es que vas a tener que estar atento de cuándo va a salir tu vuelo. Tienes una hora programada, la hora de salida que compraste, a veces incluso con conexiones, y todo se va al traste cuando te enteras que la compañía aérea no ha tenido previsión, no tiene suficiente personal y tu vuelo no puede despegar. Aquí, algunos enlaces de lo que ha ocurrido estos días:


Todo esto me recuerda a lo que vivimos en Semana Santa, aunque no fue realmente culpa de Vueling, ya que afectaba a todas las aerolíneas la huelga de los controladores franceses, nosotros teníamos que viajar con Vueling y se convirtió en un Viaje Frustrado
Como digo esos días no fueron culpa de Vueling, sino de Francia y sus huelgas, pero nos afectó de mala manera. La compañía no nos daba ninguna explicación, quizás porque ni ellos mismos sabían darla, pero nosotros estábamos hartos de esperar, sin saber si volaríamos o no, sin sitio para sentarnos, ya que estaba todo a tope, y teníamos que hacer uso del suelo  para sentarnos y esperar. Visitando las pantallas del aeropuerto, para ver si había alguna novedad o previsión de hora de salida, pero de cancelado no se movía, hasta que de repente y sin previo aviso, y por supuesto sin notificarlo acústicamente, el vuelo se puso en marcha con una hora de salida. Carreras para llegar al mostrador, para embarcar, para subir al avión y después de esperar y esperar dentro del avión nos sacan a todos con unas leves disculpas, sin más explicaciones que no pueden volar, y de nuevo a esperar en la terminal. Sí, me recordaba un poco a la película de Tom Hanks La Terminal, ya me veía viviendo allí….  Fuera bromas, lo pasamos bastante mal, y no solamente por la espera que agota a cualquiera, sino porque nos quedamos sin vacaciones: en tierra sin ilusión, agotados y sin poder viajar.

Después de ponerme en contacto con @VuelingClients  a través de Twitter, me indicaron cómo proceder para hacer la reclamación y que nos reembolsaran el dinero. A través de esta web puedes hacer reclamaciones, quejas, sugerencias: https://tickets.vueling.com/RetrieveBooking.aspx?culture=es-ES&event=change 
En esa web dejamos por escrito todo lo que nos había ocurrido, adjuntando los billetes y explicando todas las horas que habíamos estado en el aeropuerto, para después no poder volar. Nos contestaron, dándonos un número, código, para saber de qué incidencia se trataba, nos dijeron que en breve nos dirían algo. Pero, pasaban los días, y sé que debían estar desbordados, que no éramos los únicos afectados, pero queríamos cancelar el vuelo de vuelta antes de que llegase el día y no había manera. Nos contestaron, nos reembolsaron el vuelo de ida hasta Pisa, el cual fue afectado por la huelga de controladores aéreos, y por el cual estuvimos más de doce horas en el aeropuerto de El Prat. Sin embargo, hacían caso omiso al pago de un hotel de nuestra estancia en Italia, viaje que no pudimos realizar. Afortunadamente, todo lo demás fueron reservas sin pago. Llegaba el día en el que teníamos que regresar y no había manera de que contestasen, finalmente lo hicieron y alegaban que al ser un billete de vuelo independiente no podían hacerse caro de él, al no haberlo comprado en un pack: ida-vuelta.
No lo compramos de esa manera, porque nuestra idea era ir a Pisa, Forencia y terminar la aventura italiana en Nápoles, cogiendo el vuelo de vuelta a casa allí. En la web de vueling no te dan la opción de comprar ida desde un sitio y vuelta desde otro, siempre tienes que ir y volver desde el mismo lugar. Así que la cosa no quedó así, consultamos con varios abogados y respondieron que sintiéndolo mucho no había nada que hacer, porque el vuelo de vuelta desde Nápoles no se había visto afectado por ninguna complicación. A pesar de que contamos que nuestra idea era hacer una ruta por Italia no les servía.

No pudimos recuperar el dinero de los billetes de vuelta, pero como no hay mal que por bien no venga, nos sirvió para aprender que siempre que podamos haremos ida y vuelta desde el mismo punto, así evitaremos que ocurran este tipo de cosas.

Después de esa mala experiencia me entró mucho miedo a volar, más que nada por si volvía a suceder algo así, y estos días me he quedado alucinada. Sé que muchos viajeros, familias y turistas lo habrán pasado francamente mal, sin saber si vuelo despegaría, cansados de esperar, desesperados y sin ganas de nada. No se puede jugar así con la gente y menos con la ilusión, sin explicaciones y sin detalles. Llevamos todo el año esperando escaparnos y poder volar, para que nos toque una situación tan desagradable. Espero que todos los que están todavía esperando en el aeropuerto despeguen pronto y les esperen unos días formidables, para compensar todo el mal trago por el que habrán pasado.

Este año nos vamos de vacaciones en Septiembre y no sabíamos si ir en avión o en barco, ya que vamos a una isla. Nos hemos arriesgado y  volaremos. Ya tenemos los billetes y solamente espero que no volvamos a pasar por una situación como la que está pasando estos días en el aeropuerto de Barcelona. Por si  acaso:  hemos comprado billete de ida y vuelta desde el mismo destino origen y salida. Hemos comprado un seguro de cancelación, en el que incluye todas estas incidencias. Además de que cruzaremos muy, muy, muy fuerte los dedos, para que todo salga bien. No siempre va salir todo mal, además por el miedo de si vuelve a suceder o no, no pensamos quedarnos en casa. Se tomarán más precauciones, iremos preparados y  ya está, pero esta vez pensamos volar.

Espero, como he dicho, como he leído en las noticias que los gobiernos se pongan en contacto con esta aerolínea y resuelvan los problemas que han provocado y que no vuelvan a suceder, porque no es un mal para la empresa, sobre todo lo es para los pasajeros que se ven sin explicaciones, con una espera que no se resuelve y una incertidumbre que desespera.


A pesar de todo esto, espero que voléis o no paséis un feliz verano, y que nada ni nadie os arruine las  vacaciones. Todo, todo y todo tiene solución en esta vida.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario