BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







sábado, 29 de octubre de 2016

Dichos Populares II Armarse la marimorena

Dichos Populares II


Armar un follón


Después del anterior post, Refranes y Dichos populares I, me apetecía seguir indagando más sobre esos dichos populares y cotidianos que nos rodean en el día a día.  
Como comenté en la entrada anterior hay muchos dichos populares, que podemos saber su significado, porque los utilizamos habitualmente o los escuchamos, pero no sabemos de dónde provienen o cuándo o por qué se empezaron a usar y han acabado formando parte de nuestro uso de la lengua habitual.

Para riñas, broncas, trifulcas, tenemos muchas expresiones, no sé si porque siempre ha habido enfrentamientos y siempre ha debido de haber alguna manera de denominarlos. Pero, ¿Quién no ha escuchado alguna vez “Se va armar una gorda”? ¿”Se va armar la de San Quintín? Ó ¿”Se va armar la marimorena? Seguro que cuando presagiamos que algo no muy bueno se va a suceder, nos ponemos las manos a la cabeza y sabemos que se va armar un follón. 


¡Se va a haber un follón! 

A veces, se nos quedan expresiones que surgen de la televisión, porque en plan de broma, o en el peor de los casos de verdad, se utilizan este tipo de dichos populares, sin tener en cuenta si están bien dichos o no, simplemente por la costumbre de escucharlos, los vamos reproduciendo como loros.
Después de ver este vídeo de un programa de televisión muy gracioso APM? Os dejo con la explicación de algunas de las expresiones, dichos populares, que desde siglos se siguen diciendo, así que vamos a ver el origen.

-        Armarse la marimorena
Según parece, tuvo su origen en un escándalo que hubo en una taberna de la Cava Baja del Madrid de los Austrias del siglo XVI, regentada por el matrimonio Alonso de Zayas y su esposa María Morena. No está claro si “Morena” era el apellido o un apodo por el color de su pelo. Fue famosa por un proceso judicial que se abrió contra ellos tras negarse a servir su mejor vino a un grupo de soldados. Ya que era un caldo reservado para los clientes de mayor condición, como los miembros de la Corte y funcionarios ilustres, quienes a menudo visitaban la cantina. Tras su firme negativa, comenzó en el local una trifulca y, por lo que narran los escritos de entonces, fue la propia tabernera Mari Morena quien repartió más “leña”. Una mujer de armas tomar, de las que no se recataban a la hora de armar un follón a aquellos clientes que pretendían marcharse sin pagar o bebido más de la cuenta. Su fama la ha precedido hasta nuestros días, de ahí la famosa expresión “se armó la marimorena” sinónimo de riña o bronca.

-        Armarse la de San Quintín  
Esta expresión tiene origen en la batalla de  1557, en la que el Ejército español ganó el 10 de agosto de ese año a los franceses, en la localidad del norte de Francia llamada San Quintín. Se calcula que murieron unos 12.000 soldados franceses. Pese a las muchas bajas españolas, Felipe II se quedó muy contento por la hazaña de sus hombres --capitaneados estratégicamente por el Duque de Saboya--, por lo que decidió celebrar la victoria con la construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. A pesar de que ganasen los españoles, se conmemorase con la construcción de un gran monasterio  y todo fuera un éxito. La expresión “Armarse la de San Quintín” ha quedado en nuestros días, haciendo referencia a la batalla, que tantas vidas se cobró.

-        Armarse la Gorda  
Decimos que "se va a armar la gorda" cuando pronosticamos la inminencia de un acontecimiento violento, ruidoso y sonado, pero en contra de los que muchos creen esta expresión nada tiene que ver con una mujer obesa ni con ningún objeto de grueso volumen.
"La Gorda" es el nombre que se le dio en la zona de Andalucía, y más concretamente en la ciudad de Sevilla, a la revolución de 1868 contra el reinado de Isabel II. Esta revolución, que perseguía el establecimiento de la I República, que no tardaría en instaurarse, fue conocida en el resto de España popularmente como "La Gloriosa" o "La Septembrina", por haber tenido lugar en dicho mes.
En aquella época, al parecer, muchos ciudadanos liberales esperaban y deseaban que en cualquier momento se produjera, la revolución "gorda", es decir, la gran revolución, la definitiva, mientras que los conservadores presentían con su advenimiento un período de graves desórdenes y de alborotos sociales. Con esta denominación pasó al lenguaje popular para tener el significado que hoy le damos, designando cualquier acontecimiento que transcurre con violencia, escándalo y gran aparato.
La "Revolución Gloriosa" se inició en Cádiz el 17 de septiembre de 1868, promovida por un movimiento progresista y antiisabelino encabezado por el General Prim. Conseguido el apoyo del ejército y la armada, el día 18 comienza el alzamiento, que tras vencer al menguado ejército leal a Isabel II, obligó a la reina a abandonar España rumbo a Francia

-        Armarse la de Dios es Cristo      
Muchos autores coinciden en que el origen de esta frase proviene de controversias y violentos enfrentamientos,  surgidos en el transcurso del primer Concilio Ecuménico de Nicea (Iniciado en el año 325 bajo el pontificado de Silvestre I), al discutirse la doble naturaleza, humana y divina, de Jesucristo.  

-        Liar una buena : ¡Se va a liar una!
No sé desde cuándo se utilizará esta expresión. Pero, teniendo en cuenta que “Liar” en este caso hace referencia a “armar” “formar” u “organizar”. Podemos decir: “He liado una buena!” que significaría que has armado un buen follón.  Siguiendo con “liar” también se puede decir “La he liado parda”, en este caso el verbo “liar” tendría el mismo significado que antes: “formar, organizar” y “pardo/a” es un adjetivo que puede tener connotaciones negativas, ya que es un color oscuro y puede tener ese significado. 
Liarla parda 
Esta frase se hizo muy popular debido a un vídeo en los informativos, en el que una socorrista contaba qué había sucedido en una piscina comunitaria, contó que había mezclado varios productos, provocando una nube tóxica, más de 300 vecinos se vieron afectados y ella reconoció “haberla liado parda”. Aquí os dejo el vídeo.    



Si vosotros la habéis liado, habéis armado la marimorena, o simplemente queréis compartir en qué ocasiones habéis utilizado, escuchado este tipo de expresiones, ya sabéis, podéis dejar vuestro comentario, pero sin armarla muy gorda. Por supuesto, si conocéis más versiones sobre los dichos aquí expuestos, adelante. Si sabéis más expresiones para “armar follón”, espero vuestra colaboración. ¡Gracias! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario