BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







jueves, 31 de diciembre de 2015

UN AÑO DE MOMENTOS VIVIDOS QUE SE DESPIDE


MOMENTOS 2015


Se acaba un año repleto de momentos, algunos más buenos y dulces que otros, pero  con días en el calendario que ahora ya solamente quedarán en el recuerdo. Algunos de esos momentos nos habrán  servido para  aprender, otros para disfrutar y otros  simplemente habrán pasado.

2015 me ha enseñado mucho, quizás como cada año que pasa, ya que es la base de la experiencia, que pasen los años y sirvan de provecho, que aunque el tiempo pase, como decía la canción, nunca el tiempo es perdido.
En mi caso se podría decir que a nivel laboral  sí que he perdido el tiempo, pero no es así, porque me ha servido para  aprender: formarme, y enfrentarme a las entrevistas  laborales, porque aunque no haya tenido mucha suerte, el hecho de ir a las entrevistas, siempre te abre posibilidades y te sirve para que en la próxima te muestres con más soltura.
Además, como todo en la vida, el hecho de no trabajar significa tener más tiempo, hoy día el tiempo es un bien preciado. Y, aunque no me siento orgullosa de haber estado tanto tiempo sin trabajo, no podía quedarme de brazos cruzados, y aparte de buscar y rebuscar ofertas, también  he aprovechado ese tiempo para colaborar como secretaria en la Asociación de Usuarios de Gossos Pigall de Catalunya.  Participar activamente como secretaria de una asociación sin ánimo de lucro que defiende y lucha por los derechos de los perros guía ha sido  todo un orgullo, la verdad es que estaba muy ilusionada, ya que siempre teníamos proyecto en mente: el más ambicioso, sin duda, fe crear por primera vez unas jornadas  de divulgación, lúdicas y de aprendizaje  sobre el perro guía. Fue un éxito, aunque hubo mucho trabajo detrás, pero valió la pena, por todo lo que aprendimos, por las reacciones de los usuarios, etc…  
El hecho de tener tiempo libre me permitió ir a algún colegio a realizar alguna charla sobre perros guía. En Febrero realicé mi primera charla en un colegio, por suerte fui muy bien acompañada,  no solamente por Kenzie, si no por otra compi de la asociación y su perro guía. Las dos nos enfrentábamos a los pequeñajos que estaban con ganas de saber y saber para cubrir su curiosidad, para las dos era la primera vez y  estuvo bien ir dos, porque así si una se quedaba en blanco, la otra continuaba, además de ser una experiencia muy bonita y gratificante. El ver lo atentos que estaban, la inocencia y cómo se quedaban sorprendidos por todo, la verdad es que  nos gustó. Sobre todo nos gustó saber que si sirvió para algo nuestra charla, ya es mucho, porque ahora esos niños cuando vean a un perro guía trabajando por la calle sabrán que no hay que molestarle, ni llamarle, ni  tocarle, ni darle de comer, porque saben lo peligroso que puede ser.  

Enero 2015 lo empecé trabajando, pero eran unas sustituciones que tenían fecha de caducidad, así que muy contenta no estaba, porque sabía  que pasadas las fechas  navideñas todo se acabaría. El hecho de que contasen conmigo, me gustaba, porque significaba que siempre  que necesitan cubrir una baja me llamaban, pero el hecho de que no fuera estable y siempre tuviera que estar pendiente del teléfono era muy desesperante. 
Pero, el batacazo más grande no fuer pensar que me quedaría sin trabajo, si no que mi Kenzie no estaba muy bien de salud: los achaques de la edad hacían de las suyas y me  asusté mucho. Sin embargo, ahora con la perspectiva mágica de los meses, me ha vuelto a demostrar que es una CAMPEONA con letras mayúsculas, porque es más fuerte de los que muchos d se piensan. Me ha demostrado con creces que a pesar de los años, ella sigue estando como un toro, que está activa y que, aunque hay día que le cuestan más que otros, siempre quiere seguir, porque lo que quiere es seguir ejerciendo de perro guía para venir conmigo a todas partes. Gracias, Kenzie por tanto.    



Durmiendo con su peluche en su camaKenzie corriendo con freesbe

En cuanto a mi salud, la enfermedad sigue estando como siempre, pero gracias a ASANOL y congresos como los que realiza con grandes profesionales sirven para que se siga  investigando, divulgando y haciendo  más visible una patología rara como la nuestra.  En octubre de 2015 se celebró unas jornadas científicas en Barcelona a las que asistimos y fue genial saber más sobre la enfermedad, sobre los avances y sobre todo conocer a gente que también la padece., no estamos solos.


En febrero también me enteré de una gran  noticia,  el programa Con mis ojos, era premiado en  los premios Zapping que  otorga TAC, Telespectadores Asociados de Catalunya, y fue una  gran sorpresa y alegría poder recibir todo el esfuerzo del año  anterior. Además que sea un premio dado por los telespectadores, si  cabe, crea más emoción. Fuese como fuese, era la primera vez en mi vida que recibía un premio y estaba muy nerviosa, suerte que  Kenzie, una vez más, me daba fuerzas y me acompañaba en el evento. Cuando recogí el premio  pensé  en todos los momentos vividos durante el programa, pero sobre todo pensé  en que faltaban una gran parte, parte fundamental, del programa: el equipo, tanto los que viajaron con nosotras, como quienes estuvieron  montando, como quienes estuvieron con una paciencia infinita  escuchándome cuando hacía la voz en off, pero por motivos de agenda muchos no pudieron ir, pero  ellos ya saben que estuvieron presentes. También recordé a mis grandes fans, mi familia y amigos, que les hacía mucha gracia  vernos por la televisión y después comentaban todos los programas.  Fue toda una sorpresa recibir el premio y tener que  ir a buscar el premio y hablar, pero valió la pena.  

Gala premios ZAPPING




En Marzo llegó el GDE, Gran Día de Enrique, donde preparamos una gran sorpresa para que ese día fuera especial para mi padre, porque 60 años no se cumplen cada día, porque se lo merecía y porque me hacía mucha ilusión prepararle una gran sorpresa, para que  los sesenta en no le pesasen tanto y lo celebrarse de una forma tan redonda como la misma cifra, y sobre todo muy bien rodeado. Después de estar meses y meses recopilando vídeos, fotos y demás logramos  concluir un vídeo, donde recopilaba felicitaciones, imágenes, fotografías y música. El gran día llegó, el gran estreno, rodeados de familia, comida, bebida y lo mejor, que él no supiera nada y se encontrase a todos sus hermanos, sobrinos y primos  esperando  para darle la sorpresa. Me encantó saber que estaba engañado, asombrado, sorprendido y cuando llegó el momento de visionar el vídeo, estaba ya alucinando. Todo salió redondo, los nervios  valieron la pena.

En Abril y Mayo los días fueron pasando, sin encontrar trabajo, siguiendo con las tareas de la Asociación y poco más.

En junio contactó conmigo una chica que había estudiado conmigo en la universidad y me contó cómo le iba la vida. Resulta que ahora tiene una  aula de estudios para niños, para hacer refuerzo y para hacer  clases creativas, como era final de curso había organizado unos talleres y entre esos talleres, quería invitarme para que fuera a dar una charla sobre perros guía, Esta vez me lancé a la piscina yo sola, con Kenzie, por supuesto. Eran niños de diferentes edades que querían  saciar su curiosidad y no solamente me preguntaban temas sobre perros guía, sino cómo era mi vida diaria. La verdad, es que tipo de cosas lo podrían hacer en las escuelas, para  acercar más el mundo de la discapacidad a los niños y que no les resultase todo tan sorprendente, pero me encantó poder abrirle un poquito más los ojos. Además de poder  colaborar con  mi amiga y saber de ella después de tanto tiempo.

En Julio viajé a Madrid con el director y el productor de Con mis ojos, otra vez había sido premiado, en este caso por la Fundación Caser. Fue todo un lujo poder viajar a Madrid, recoger el premio y  recordar anécdotas del  programa con el director y el productor, parecía que hubiera pasado mucho tiempo y cuando pasa algo de tiempo todo tiene adquiere otra perspectiva y otro prisma, pero sigue siendo el mismo, una experiencia maravillosa, que si encima sirvió para animar a la gente a conocer sobre la discapacidad visual, viajar conmigo y Kenzie y sobre todo para ver que se pueden hacer multitud de cosas, creo que es un objetivo más que conseguido.

En agosto hacía un calor asfixiante, pero Carlos trabajaba y yo seguía en la búsqueda de empleo, así que no  hicimos un respiro. Sin embargo, una de las épocas para estar en tu propia ciudad es agosto, está casi vacía y encuentras aparcamiento  casi sin dar muchas vueltas.

Y como todo llega, llegó nuestro momento de hacer  el descanso del año viajando y cambiando de aires. Septiembre nos regaló un viaje muy especial, el viaje que muchas personas quieren hacer, el que llevábamos  años  pensando en realizar y por  circunstancias siempre lo dejábamos aparcado, pero este año nos fuimos a Nueva York, a conocer la gran manzana, la ciudad que nunca duerme. Fue una experiencia genial, sobre todo por ir tan bien acompañada: Kenzie y Carlos, mis dos grandes guías.  Será un viaje que no olvidaremos fácilmente. 

Visitando State Island

En octubre seguí haciendo entrevistas de trabajo. En una me cogieron, pero  lamentablemente o cosas del destino hizo que no pudiera ni empezar, ya que cuando fuimos a ver  si era accesible, resultó que no lo era con el software que utilizaba ya que  utilizo mucha ampliación y era complicado  combinarlo con  los diferentes aplicativos que  había que ir utilizando a la vez.  Sin embargo, no me desmotivó y  seguí en la búsqueda.  Seguí yendo a eventos y llegaron las grandes y esperadas jornadas preparadas  por la junta, Avançant Junts.   






En Noviembre me confirmaron que estaba seleccionada  para un trabajo, pero no había que cantar victoria, hasta que no se empieza no se puede  celebrar, porque nunca se sabe, y lo malo dentro de lo bueno era que no sabía cuando empezaba, así que me tocaba esperar, y ya se sabe, quien espera, desespera.

Y de repente…
Llega diciembre la época de los calçots y lo celebramos entre amigos haciendo una gran calçotada, una buena escusa para reunirnos, vernos, comer y beber.

Y cuando menos te lo esperan…
Me avisan que empiezo a trabajar el día 1 de diciembre como recepcionista. La vida, el año, da un giro de 180º y lo que más anhelaba trabajar, encontrar trabajo, había llegado. Así que puedo decir que acabo el año trabajando , con trabajo, con unas compañeras que nos  han acogido tanto a Kenzie como a mí a las mil maravillas, con una paciencia infinita para explicarme todo, todo y todo . Estoy muy contenta y espero que  continúe durante mucho tiempo.
El hecho de encontrar trabajo y más a final de año me hizo plantearme algunas cosas, como que no podría continuar con los temas que llevaba en la asociación.  Ha sido una etapa  genial con los compañeros de la asociación, pero soy de la opinión que si no me puedo implicar al 100% en algo es mejor pedir relevos, con pena  lo tuve que dejar. Sin embargo, estoy contenta, porque este año ejerciendo de  secretaria me ha servido para aprender y llevar acabo muchos proyectos,. Es final de año y opté por finalizar algunas etapas, ya que afortunadamente empezaba otras nuevas, y a veces hay que dejar que otras personas te cojan el relevo y continúen haciéndolo de maravilla. En mi caso, a parte de un aprendizaje si no hubiera estado tan liada con temas de la asociación este 2015 no hubiera tenido  tanto sentido, porque  estar en búsqueda activa de empleo,  puede llegar a ser desesperante y  la asociación de perros guía me a mantuvo fresca, en alerta y activa. Por eso y por mucho más siempre estaré muy agradecida a esa  etapa  vivida con los compañeros de la asociación. Por eso y por mucho más les doy las gracias y les deseo  lo mejor en esta nueva andadura.

Ahora se termina el año y no sé qué me deparará el nuevo año, 201+, pero solamente pido  tres cosas: salud, dinero y amor. 



¡Feliz 2016 para todos!   

Ánimo, porque todo llega, por muy difícil que pienses que es algo, que no vas a salir de ese agujero, se puede salir, puedes lograr lo que deseas, aunque no  dependa de ti, solamente hace falta esperar, tener paciencia y sobre todo optimismo, porque ver la vida con una sonrisa hace que todo se  vea mucho mejor.


Mucha suerte para todos y nos vemos en el 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario