BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







lunes, 5 de junio de 2017

ESTRENANDO LA PLAYA PARA PERROS EN BARCELONA

PLAYA DE PERROS EN BARCELONA Y MÁS ZONAS PARA PERROS
 
   
Este fin de semana ha sido el primer baño de la temporada de la pequeña peluda Kenzie. Desde el año pasado hay una playa para perros en Barcelona, bastante cerca de casa. Crearon una playa para perros, en la misma playa del Llevant en Barcelona.  A pesar de que la inauguraron el año pasado, 2016,  aún no habíamos tenido  la oportunidad de ir, ya que el año pasado fuimos en pleno verano y con el éxito que tuvo, la novedad y lo pequeña que es, no pudimos ni ientrar. Estuvimos haciendo cola durante quince minutos, pero hacía mucho calor y no puede ser que los perros estén muriéndose de ganas por entrar, estando atados y además con un calor insoportable, sin ninguna sombra, así que nos fuimos, y Kenzie se quedó con su gozo en un pozo, sin entender por qué estando tan cerca del mar no la habíamos podido soltar.  



Este año se ha vuelto a abrir en las mismas condiciones, el mismo espacio cercado, con una capacidad máxima de cien perros, con controles antes de entrar, le miran con un aparato que lleve el microchip y una vez comprobado te dejan acceder al recinto. Sin embargo, se abrió al público, y en  especial a los canes el pasado 1 de junio, así que como hace poco que se ha abierto y como ya no es tan novedoso, y teniendo en cuenta que el día estaba medio nublado, tuvimos suerte y no tuvimos que hacer nada de cola para poder entrar.   

Distintivo de playa para perro: huella de perro


La verdad es que a simple vista puede  resultar un recinto bastante pequeño para todos los canes que hay en Barcelona ciudad, sin embargo nos sorprendió gratamente. Primero, porque tuvimos la suerte de no tener que hacer esperas a la hora de entrar, segundo porque estaba todo muy limpio, y tercero porque todos los dueños se hacían responsables en todo momento de sus peludos, tal y como debe ser.  Eso sí, sigo considerando que el espacio no es lo suficientemente amplio para todos los peludos que hay censados en la ciudad. Además todo el espacio está cercado al estilo  de vallas como si fuera una área para perros, con su puerta que se tiene que cerrar y todo eso, sin embargo una vez van al mar cabe la posibilidad que se vayan hacia la zona de bañistas, ya que solamente hay una cuerda para delimitar la zona y como que los perros no saben para qué es eesa cuerda.
En más de una ocasión Carlos se tuvo que levantar para ir a buscar a Kenzie y que volvierá a su zona.  Salvando esos pequeños contratiempos, se lo pasó como una cacchorra, aunque ya no esté para tantos trotes, más de un remojón se dio  e incluso nos deleitó con su croqueta habitual de cuándo va a la playa.   

Sigo pensando que la zona no debería ser tan limitada, a pesar de que esté muy bien para llevar controles, para su limpieza e higiene. Sin embargo, teniendo el éxito que tuvo el año pasado deberían pensar en ampliar el área, para que cupieran más canes y pudieran disfrutar todos  de esa zona sin molestar a nadie. Eso sí, esta vez no  me puedo quejar de nuestra experiencia, porque pudimos entrar sin esperas, no estaba a tope y me gustó el control a la hora de acceder y lo  limpio que estaba. Además de contar con  servicios de duchas para perros, fuentes  y tener la seguridad que no se pueden escapar del recinto, al no ser que lo hagan nadando. 

No me queda otra que esperar a que el Ayuntamiento en vistas del gran éxito que tuvo esta iniciativa canina se ponga las pilas y haga más zonas como estas, además de si es posible ampliarla, porque se merecen un área más grande para que corran a sus anchas. Cada vez hay perros censados en la ciudad, y  hay que tener en cuenta que en verano es cuando más calor pasan, así que también necesitan un lugar para darse un  baño y refrescarse junto a sus dueños. Eso sí, hay que recordar  que no es aconsejable ir  en las peores horas de calor sofocante, porque los perros, por muy nadadores que sean, por mucha agua que beban también se pueden deshidratar, así que evitemos las horas punta de calor máximo, entre las 12 del mediodía y las 16h para que no lo pasen tan mal, que si vamos a lugares como la playa con ellos es para que disfruten un rato con nosotros.



MÁS ÁREAS PARA PERROS


Ahora ya sabemos un lugar más donde llevar a Kenzie, a pesar de que sus achaques de la edad no le permitan correr y nadar como lo haría unos años atrás, también tiene derecho a divertirse aunque sea un ratito. Nos encanta verla disfrutar, como a cualquier dueño le gusta ver correr libremente a su can. Es por ello que me gustaría que en Barcelona, a pesar de que haya creado esta playera para perros, también hiciera más zonas para nuestros peludos. Por ejemplo, en mi barrio no hay ninguna zona para  perros, una zona cercada, limpia y exclusivamente para perros. Cuando puse una queja en el Ayuntamiento me empezaron a enumerar las que había en el distrito, pero no es lo mismo, porque cerca de casa no tengo ninguna área donde poder soltar a Kenzie con la seguridad de que no se va a escapar, se va a perder, le van a atropellar, ni nos van a multar por tenerla suelta  y estando  a sus anchas. Reclamo más zonas para perros porque se lo merecen, como ya hice en su día redactando esta entrada: Área para perros.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario