BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







martes, 6 de diciembre de 2016

Mascotas: un miembro más de la familia

NO ES UN CAPRICHO, ES UN MIEMBRO MÁS DE LA FAMILIA

                                                                                                                                
Antes de tener una mascota contigo piensa en todo lo que vendrá. Te cambiará la vida. Adóptales, están esperando a que llegues y le des todo el cariño que necesitan. Tú se lo puedes dar, te obligará a salir a la calle, conocer gente, pero sobre todo tendrás a alguien que te comprenderá mejor que tú mismo. Si piensas regalar una mascota estas Navidades, les cambiarás la vida, será un regalo para toda la vida.

Perros pequeños cachorros


Ahora que llegan las fiestas navideñas, el consumismo está a la orden del día, y algunos estarán pensando en dar el capricho del siglo a sus hijos como es el caso de regalarles una mascota.
Hay que tener en cuenta que el hecho de regalar un perro, un gato o cualquier mascota, no es un capricho, es una decisión que hay que pensar mucho, porque no cabe duda que estimula el comportamiento de los más pequeños, dándoles mucho, cariño, compañía y el aprendizaje de cuidar de un ser vivo, pero, sobre todo, aprenden a tener una gran responsabilidad; cuidarles, darles de comer, y, sobre todo, sacarles a la calle: llueva o nieve, tengas planes o n te apetezca salir, porque hace frío, tengas fiebre o simplemente estés vago, el perro tiene necesidades que tienes que cumplimentar, porque ellos te dan todo a cambio de muy poco. 
Los perros crecen


Muchos piensan que por regalar un animal a sus hijos les harán felices, y no cabe duda que es así, porque no habrá nadie como una de las mascotas que regales, para fomentar el cariño por el prójimo, pero sobre todo no será un animal, no será una mascota, será uno más de la familia. Y tienes que tener en cuenta muchas cosas:

Vacaciones
Si te vas de vacaciones, tendrás que buscar algún sitio donde las acepten. Afortunadamente son más los alojamientos que ofrecen este tipo de servicios, donde te dejan hospedarte con tu mascota, siempre y cuando se comporten, y ya sabemos que muchas de ellas, a veces se comportan mejor que algunas personas.  Si es un viaje muy largo y no quieres que la mascota sufra yendo en la bodega, o no quieres someterle a tanto estrés, busca a alguien que se pueda hacer cargo durante esos días. Si por el contrario no tienes a nadie que se pueda ocupar, también existen hoteles para dejar a la mascota, aunque recuerda que hay un vínculo entre vosotros, y puede que se lo pase genial, como si de un niño que se va de colonias se tratase, o puede que hasta deje de comer, porque piense que te has olvidado de ella. Sea como sea la decisión que tomes, piensa sobre todo en el nuevo miembro de la familia, piensa qué harías si te tuvieras que ir de vacaciones y tu hijo no pudiera ir… ¿lo  dejarías con los abuelos? ¿te lo llevarías costase lo que costase? ¿optarías por utilizar ese tiempo en dejarlo en un campamento? ¿o cambiarías el plan vacacional para que fuera contigo? Piénsalo bien, porque no es un objeto, son seres vivos que sienten y padecen como tú, aunque no se expresen con el mismo lenguaje que tú.

No compres, adopta
Si tienes pensado regalar una mascota, piensa que hay multitud de protectoras y fundaciones, que ofrecen mascotas, sin tener que gastarte una pasta en ellos. No es por el dinero que te vayas a dejar en la compra, sino que tenemos que ser un poco sensatos y pensar que si hay animales que no tienen un hogar y están esperando, quizás es la mejor opción, para darles una segunda oportunidad y llenarles de todo el cariño que se merecen.  Antes de ir a una tienda de mascotas y elegir el primero que te entre por la vista, sin pensar en las condiciones en las que está, sin pensar en el dinero que te va a costar, piensa que hay miles de mascotas que esperan a que tú, que eres responsable y anhelas tener una, te espera en alguno de los centros de acogida que hay por toda España.

¿Por qué escribo esta entrada en el blog?
Porque se acercan las fiestas navideñas y sé que mucha gente estará pensando en regalar una mascota. Pero, ni es un capricho pasajero, ni un juguete, son seres vivos. Puede que cuando llegue a casa sea una bolita peluda pequeñita, pero tienes que pensar que con el paso del tiempo crecerá, tendrá sus días buenos y malos, como tú, y al igual que de un familiar no te puedes desentender de él como si nada, tendrás que estar ahí para cuidarle con la misma ilusión y cariño que lo hiciste en aquellas navidades que llegó a casa.

No puede ser que en España, y para que engañarnos en toda Europa, nos encontremos con que llega el verano y esas criaturitas que llegaron a casa con toda ilusión se ven desamparadas, por familias que ven que no les cuadran en sus planes veraniegos, que ven que es un incordio tener que sacarle a todas horas, que ven que destrozan la casa. 

Recomendación a la hora de elegir mascota
Una recomendación antes de optar por una mascota u otra, iría a un veterinario, a un educador, para que te aconsejase, según tu estilo de vida: si tienes hijos, si estás muchas horas fuera de casa, si tienes personas mayores…. Cada mascota tiene un carácter, por ejemplo: si estás mucho fuera de casa, quizás te conviene más un gato que un perro, ya que son más independientes y no tienen que salir a la calle.  Si tienes un piso pequeño, quizás no te conviene tener un perro grande.  Elijas la mascota que elijas, te digan el carácter que puede tener o no, al igual que en la formación y educación de tus hijos, ahí juegas un papel importante tú y la educación que reciba el peludo.   

Escribo este post en el blog, porque no quiero que año tras año se vuelvan a repetir noticias de este tipo, donde el abandono es el eje de la noticia, mientras animales con sentimientos, más que los que eran sus dueños y se atreven a dejarlos por ahí, son los que acaban sufriendo, mientras quienes cometen actos de ese tipo quedan inmunes, libres sin ningún castigo. No quiero que alguien regale una 
mascota estas Navidades y como de un juguete roto en verano se deshagan de ellos. 

Noticias relacionadas con el abandono de mascotas:

¿Perros o gatos? 
gato y perro

Reconozco que yo siempre he sido más de felinos que de perros. Sí, antes de quedarme ciega tuve a mi gato Pichi, que justamente este año, después de más de 15 años nos ha dicho adiós. Él me dio mucho, porque a pesar de ser muy independiente, sabía cuando le necesitabas y aparecía por ahí ronroneando, silenciosamente o jugueteando, para ponerse encima de tuyo y estar ahí.
Quizás era más de gatos, porque siempre he sido un poco comodona y el hecho de tener que sacarle me daba mucha pereza. Sin embargo, cuando me diagnosticaron la enfermedad, tuve que cambiar de vida, y a mi siempre me costó mucho llevar el bastón, pero lo hacía, aunque fuera como símbolo identificativo. Empecé a ir a la ONCE, para que me enseñaran a manejarme en el día a día, y entre esas actividades estaba ir a la psicóloga, sí, reconozco que fui, y durante mucho tiempo y, a pesar de que al principio era un poco reticente, encontré a más que a una psicóloga, a una amiga, mejor dicho a dos amigos: ella y su perro guía. Ellos hicieron que me cambiase la vida, ella porque me ayudó mucho en aquella época de frustraciones y me ayudó a ver la vida de otra manera, afrontando la situación, y él, Yeco, porque me conquistó, me enamoró y descubrí que los perros también me gustaban. Poco a poco me iba enamorando más la idea de solicitar un perro guía, el día que Yeco nos guió a mi y a mi psicóloga, me dí cuenta de que no solamente era un perro que daba cariño, era guapo y era simpático, sino que era mucho más, te facilitaba la vida, porque el pequeño trayecto que hicimos, fue sin estrés, sin angustia, simplemente confiando plenamente en él.
Tardé tres años desde que hice la solicitud en ONCE, fue un proceso de espera, pero que valió la pena, porque Kenzie llegó a mi vida. Sí, un perro no se puede esconder, aunque se haga tan pequeño que cabe en todas partes, no podía guardármelo en el bolso como hacía con el bastón, sin embargo, me daba igual, porque me da seguridad, confianza, cariño, y sobre todo autonomía, rapidez, compañía, y infinitas cosas, que no enumero para no aburrir.  Kenzie es una perra que es una labradora de color amarillo, y a pesar de lo grande que es, se hace muy pequeña.
De lo que no cabe duda es que tengas el animal que tengas, será un miembro más de tu familia, estará siempre contigo, tanto en los buenos momentos, como en los que no lo son tanto. Te cambiará la vida, y no porque sea una responsabilidad, que también, si no porque el llegar a casa será una fiesta, para quien te esté esperando, ya sea un gato, un perro o un pájaro.


En mi caso, Kenzie fue diferente, porque no solamente forma parte de mi familia, ni es solamente un perro de servicio, es mucho más, es como una parte de mí, existe un vínculo muy grande entre nosotras. Aparte de todo lo que vivimos durante el día a día juntas, ofreciéndome una ayuda incondicional, vivimos muchas cosas juntas, que hace que nos unamos más. En mi caso es diferente, porque no tengo que pensar que estará sola en casa, porque si yo salgo, al no ser que sea un sitio que sepa que lo va a pasar mal, ella viene conmigo, aparte de para darme autonomía, porque sin ella no sería lo mismo. Tampoco me tengo que preocupar por las vacaciones o por dónde vaya, por ley los perros guía y de asistencia tienen derecho a ir allá donde su usuario vaya, porque al igual que adquirir una mascota digo que no es un capricho, porque te lo tienes que pensar mucho, tener un perro guía, tampoco lo es.  

Si estás leyendo estas líneas, si te ha servido para tomar conciencia, si aún piensas regalar una mascota, ya sea en Navidad o fuera de la época de regalos, aquí te dejo unos cuantos enlaces, para encontrar la mejor protectora en tu Comunidad Autónoma. Un animal te dará mucho, más de lo que te imaginas, piénsalo antes de que forme parte de tu familia, te regalará momentos increíbles, que no podrás olvidar fácilmente. Atrévete a dar el paso, pero con responsabilidad, si das el paso no te puedes echar atrás, no les hagas sufrir.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario