BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







sábado, 19 de marzo de 2016

LA PIZARRA DE RAIMUNDA


LA PIZARRA DE RAIMUNDA


   El lunes día 14 de marzo tuve el honor de ser invitada al evento que, desde hace más de diez años, celebra la Pizarra de Raimunda. Un acto donde premian a colaboradores que de una manera u otra han contribuido en la asociación. Yo tuve el honor no solamente de ser invitada, sino de ser una de las premiadas.
El año pasado, a principios de 2015, me invitaron a pasar una tarde de lunes con ellas, para contar mi experiencia con el programa “Con mis ojos”. Estuve más de una hora y media, por tanto da para contar mucho y hacerles ver que hay mucho más que el sentido de la vista, lo que significa Kenzie para mí, cómo es mi día a día y todas las inquietudes que tenían. Aunque, sin duda, se creó una confianza entre nosotras, que hizo que todas me contasen un poco de ellas, porque todas tenían cosas que contar, como siempre digo, no soy una heroína, simplemente hago lo mismo que haría, a pesar de que me haya tocado la lotería, hay que seguir para adelante, como bien saben ellas. Sin duda, aquella tarde fue muy enriquecedora, porque no fui solamente a dar una charla, sino que lo bueno de conversar e interactuar con los demás, es que casi que aprendes tú más que los demás, y si todos lo hacemos: mejor que mejor.
Aquella tarde conocí a mujeres que habían sufrido mucho por diferentes circunstancias, a veces sin que te cuenten penas, sabes que lo han hecho, pero que, a pesar de todo, siguen luchando y siguen para adelante. Hubo una mujer de más de ochenta años que tenía una vitalidad que más la quisiera alguno de veinte. Otra mujer era sorda y me contaba que me entendía, porque aunque no se note una discapacidad, no tenemos porque llevar un cartel que lo diga, y sabemos que hay más sentidos. Todas y cada una de ellas, con su atención, su escucha, su participación y su tiempo me demostraron mucho. Empezando por el cariño que, por si tenía alguna duda, ayer me lo volvieron a recordar.
El premio es algo simbólico, pero cuando se acuerdan de ti tras un año de tu intervención, eso quiere decir que les calaste, que te escucharon y que les gustó lo que dijiste. Por la Pizarra de Raimnuda, cada lunes pasa mucha gente, ya que de todo se aprende, , sin duda, a ellas ganas de aprender les sobran. Por tanto, tras un año y con toda la gente que ha pasado, que se acordasen de mí y de Kenzie fue todo un detallazo.

Por otro lado, fueron muy emotivas las palabras que la presidenta de la Asociación me dedicó, y no solamente por la presentación, sino porque; el premio que me daban era el premio colaboradora al coraje, y era el premio de su hijo. Su hijo había padecido un cáncer y estuvo luchando mucho, sin embargo, a veces el luchar sirve de algo y lo superó. Además, a pesar de que los médicos dijeron que no podría tener descendencia, la tuvo, y allí en el escenario estaba su nieta y su otro hijo esperándome para pasarme el relevo y recibir el premio. Fue muy emotivo, porque que te dediquen un premio tan especial y tan sentido tiene mayor valor.
Cabe decir que yo no considero que tenga mucho coraje, simplemente hago lo mismo que haría si viera, sabiendo que tengo unos límites y que todo no se puede hacer, pero que no te puedes quedar sentada esperando ver qué pasa, no te puedes quedar lamentándote, porque no sirve de nada. El hecho de que el programa reflejase un montón de aventuras, no significa que en mi día a día esté todo el día escalando, haciendo surf o haciendo rafting, pero sí que espero que sirviera para que la gente apreciase que, aunque tengamos alguna discapacidad podemos hacer lo mismo que otras personas, de otra manera, pero lo haremos. En el día a día vivo otro tipo de  aventuras que a veces se asemejan: escalar los prejuicios de otras personas, surfear obstáculos y hacer rafting con la montaña rusa que es la vida. Así que, a pesar de que parezca que no la vida cotidiana no sea un deporte de aventura, lo es, porque cada paso, cada semáforo, cada cruce, lo es. Así que, seguimos acumulando experiencias que nos aporta el caminar diario.
Valentía, coraje, bravura: son palabras muy grandes, porque yo no he hecho nada excepcional, simplemente seguir caminando, al igual que lo hacen miles de personas a diario. ¿El hecho de tener una discapacidad me hace más grande? Pues, sinceramente, preferiría no tener ninguna discapacidad, pero no elegimos tener o no, las cosas vienen como vienen y somos lo que somos por las circunstancias que nos rodean.

Quisiera dar las gracias una vez más a todas las socias de la Pizarra de Raimunda por acordarse de mí, por prestarme atención y por ser como son. Además, cogiendo las palabras de la presidenta, creo que su hijo también se lo dedicaría a ella, yo se lo quiero dedicar a mis padres, porque siempre han estado a mi lado apoyándome, sufriendo y modelando que sea como soy. Si soy valiente, que ya digo que no me considero nada valiente, es porque unos padres que lo pasaron muy mal, porque ser padres no es nada fácil, estuvieron y están a mi lado, para tenderme la mano cuando más lo necesitaba. Quise demostrarles y pienso demostrarles que, aunque me haya tocado cargar con esta patología, seguiré luchando, porque ellos se lo merecen y porque yo también me lo merezco. El coraje lo tienen ellos por no desmoronarse y, a pesar de que el castillo de naipes estuviera a punto de irse volando y derrumbarse, supieron ser, saben ser el soporte, el gran apoyo, para que ese castillo se mantenga en pie día a día.

Con el premio en las manos
  Este premio no solamente va a esas mujeres luchadoras, a esos que no se rinden, a quienes tienen valor, sino a los que se caen y saben levantarse, pero, como he dicho, sobre todo a mis padres que han sabido estar ahí.

¡Gracias!

1 comentario:

  1. Pili Dos cosas.
    Decirte que no estamos contentos conque nos "haya tocado la lotería".
    Y también decirte que estamos muy contentos, por la forma de vivir La vida cotidiana, con tu discapacidad visual.
    Decirte que algo que podría haber sido tenebroso y duro de superar para todos los que estamos a tu lado, tú lo has puesto más fácil para nosotros con esa actitud que tomas ante la vida, también tenemos la idea que la forma de superar los obstáculos que la vida te va planteando, es con espíritu positivo, no creo que sea necesario aclararte este concepto pienso que eres buena conocedora de ello no obstante trato de explicarlo desde nuestro punto de vista, con alguna frase que lamentablemente no son nuestra pero que tienen un contenido muy enriquecedor.

    No habrá nada que te pueda asustar si te niegas a tener miedo

    La única diferencia entre un buen y mal día es tu actitud

    Ama la vida que tienes para poder vivir la vida que amas

    Gracias por ser como eres, y te animamos a seguir en la misma línea sabemos que no siempre es fácil y que también se presentan "sombras" difíciles, que estoy seguro que entre todos los que te queremos las superaremos.
    Por tanto sigue así porque entendemos que es la que más nos beneficia a todos.
    Observarás que hablo en plural, porque tú madre suscribe lo expuesto aquí.

    ResponderEliminar