BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







domingo, 21 de junio de 2015

Bienvenidos al verano!

Tenía pensada una entrada diferente a la que voy a hacer. Sin embargo, hoy, esta tarde, hemos estrenado el verano y me ha hecho cambiar de idea. La entrada la dejaré para otro día, porque me parece bien que cuente la problemática con que nos encontramos las personas con discapacidad visual a la hora de encontrar trabajo.

Por unos momentos no quiero pensar en lo difícil que lo tenemos y celebrar la llegada del verano con esta entrada. Primero de todo, dejadme felicitaros el inicio de verano. ¡Ya estamos oficialmente en verano!
A pesar de que hace unos meses parece que el verano ya estaba aquí, hasta esta tarde no hemos entrado oficialmente en la nueva estación del año. Una de las estaciones más esperadas por todos, sobre todo por los niños, que han acabado los coles y tienen ganas de disfrutar de sus merecidas vacaciones. Justamente ayer paseando por el barrio, a cada paso que dábamos nos encontrábamos a niños haciendo exhibiciones. El llegado fin de curso ya estaba y todos estaban contentos: música, risas, festivales, por todas partes. Ir paseando y encontrarte a niños felices y alegres, la verdad es que es contagioso, se oía que el verano ya estaba aproximándose a pasos agigantados.

Para redondear el día de hoy, hemos quedado con unos amigos. Esos que conoces porque el destino hace que los conozcas en un país que no es ni el tuyo, ni el suyo. Ese tipo de amistad une mucho, porque ni ellos, ni nosotros, teníamos la familia cerca, y la amistad, si cabe, es aún más fuerte. Vives cosas que solamente ellos y nosotros sabemos, lo que se vive en un país extranjero allá se queda, allá, y en tu recuerdo. El destino nos ha reencontrado, esta vez en mi ciudad, Barcelona, y aprovechamos siempre que podemos para quedar, ponernos al día y hacer buenas comilonas, ya que somos de buen comer. Aunque hoy, principalmente, hemos quedado para ir a la playa, ponernos al día, tomar el Sol y pegarnos el primer baño de la temporada. Queda mal decirlo, pero yo no he sido tan valiente y no me he  remojado, bueno, sí, los pies, pero eso no cuenta. Mira, que hacía calor, sin embargo, estaba a gustito con la brisa que hacía. No me apetecía darme el baño, si te lo piensas mucho, no te atreves a dar el gran paso de tirarte y empaparte, quizás ese ha sido mi gran error, quedarme en la orilla y pensármelo demasiado. Cuando venía la brisa, me daba cosilla dar el paso, así que me he quedado sin probarla por entero, a pesar de que mis amigos dijeran que estaba muy buena. Les creo, y lo poco que la he probado, puedo decir que no estaba helada. Bueno, habrá más ocasiones de nadar y remojarse, solamente es el inicio de muchos días de playa que espero que vengan.


Con esta pequeña entrada anunciando la llegada del verano me despido. A disfrutar del verano, hagáis lo que hagáis, disfrutad mucho de una de las estaciones del año más desinhibidas, más divertidas y más  sociales. Para mí esta estación es mi preferida, te anima más a salir a la calle, estar en una terracita, ir a la playa, o cualquier actividad al aire libre es bienvenida en buena compañía.  

Así que, como decía la canción veraniega de no sé qué año...El verano ya llegó! 

1 comentario:

  1. Hola Pili, llego a ti a través de tu programa "Con mis ojos". Solo era para decirte que ME ENCANTA! <3

    ResponderEliminar