BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







viernes, 6 de abril de 2012

Así se siente ABRIL

ABRIL



Así se siente Abril. Justo hoy hace seis días contados que ha empezado Abril. Casi unasemana. Y como bien dice el refranero español: “En Abril, aguas mil” A pesar de que durante los dos primeros días parecía que de la primavera habíamos pasado directamente al verano, porque hacía demasiado calor para el tiempo en el que estábamos. Parece que al tercer día despertó y empezó a hacer acto de presencia el mes de Abril.
Estamos en Semana Santa y para los que tuvieran planes, parece que el tiempo no les va a acompañar. Aunque según se mire, porque ya tocaba que las tierras fueran regadas con agua natural. Los ríos estaban sedientos y necesitaban beber algo de lluvia. Y así es, tan santa que ha logrado un milagro: la maravillosa lluvia. 
Particularmente, a no me gusta mucho la lluvia, prefiero el Sol, anima mucho más. Pero siendo realistas, necesitábamos lluvia. Además, creo que después de haber estado un año por Dublín, no le tengo tanta manía a la lluvia. Cuando amanece el día con un día oscuro y lluvia me traslado sin querer a Dublin, y pienso: “un día irlandés en Barcelona”, incluso parece que me alegra.   

En abril, a parte de llover, suceden muchas más cosas. Al estar en primavera, al haber ganado una hora más de luz, los pájaros cantan con alegría y muy alto. El verde y las flores hacen acto de presencia, llegan frutos que hasta ahora no se podían ver con tanta frecuencia, como: las maravillosas fresas, ciruelas, cerezas. ¡qué ganas tengo de comer cerezas! 

No cómo irá el mes de Abril, porque acaba de empezar. Entre aguas está y no cómo continuará. Ahora está muy parada la cosa, a parte de por la situación pésima en la que estamos a nivel económico, también influye que estemos en plena Semana Santa.

Semana Santa que mucha gente, a pesar de la maldita crisis, aprovecha para hacer escapadas. Escapadas que en algunos casos se ven arruinadas por las lluvias. Otros, en cambio, siguen el transcurso de la vida como si de una semana normal y corriente se tratara, y es que así es, sobre todo si no trabajas y tienes fiesta todos los días. Así que, a no me influye para nada. Estoy parada y sea festivo o no, cada día es igual. Se nota que estamos en Semana Santa, no porque vaya a comer torrijas- que no me gustan-, ni porque vaya a ir de procesiones- nada típicas en Barcelona-, sino por las noticias, por las escapadas de amigos y conocidos, por los establecimientos que cerrarán el Viernes Santo y por las películas que se suceden año tras año por esta época del año.

A pesar de que he dicho que es un bien, porque el agua es un bien escaso y siempre va bien que llueva. Todo es bueno en su justa medida. que para algunos no les habrá sentado muy bien, aquellos que querían aprovechar estos días para escaparse a la playa y darse el primer baño del año, para los que desean que llegue esta época para salir con sus cofradías y salir en procesión con sus santos. Pero llueva o no llueva saldrán y disfrutarán. Cada uno a su manera, con sus aficiones, con sus placeres o con lo que les venga en gana hacer. Nada ni nadie impedirá que cada uno de nosotros disfrutemos. Sea semana santa o una santa semana como otra cualquiera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario