BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







martes, 24 de abril de 2012

SANT JORDI


LA LEYENDA DE SAN JORDI 

 
Hoy, 23 de abril, es día de Sant Jordi y día internacional del libro. Es un día muy importante para la lectura, porque se reivindica la cultura.

Cuenta la leyenda que en un pueblecito de Cataluña sobre el siglo XV había un dragón que atemorizaba a todos los habitantes del lugar. El reino decidió que para saciar el voraz hambre del dragón enviarían un cordero cada día, así estarían protegidos. Sin embargo, los animales del reino se iban terminando y no podían seguir dándole corderos u otros animales al dragón. Así que, como medida drástica, el pueblo decidió que cada día enviarían a una persona elegida por sorteo para que fuera devorada por el temido dragón.
Un día llegó el turno de la princesa. El rey con mucha pena tuvo que acceder, no podía echarse atrás. Así que, con resignación la envió, igual que habían hecho otros habitantes del pueblo con sus propios hijos. Cuando llegaba el turno de uno de ellos, nadie podía echarse atrás por muy doloroso que fuese.
Cuando llevaban a la princesa a la cueva del dragón se encontró con un caballero de  nombre Jordi. La joven le contó que había un dragón que devoraba sin cesar todo lo que se le plantaba delante y que había llegado su día. El caballero después de escuchar la historia, con su valentía y coraje fue hacia donde estaba el dragón. San Jordi con su espada mató al dragón delante de todo el pueblo. El dragón cayó cuando Jordi le clavó su espada en el corazón, de la sangre que brotaba salió una rosal. Jordi cortó una rosa roja y se la regaló a la princesa, regalándole no solamente una rosa, no solamente la vida, sino su amor.
Así pues, Sant Jordi fue un héroe que salvó a la princesa y a todos los habitantes del reino. Desde entonces en señal de amor el día de Sant Jordi, los hombres regalan una rosa a su amada. Como si de un caballero andante que quiere conquistar y demostrar su amor a su princesa. 

Hoy  ha sido 23 de abril, día de Sant Jordi y día internacional del libro. Es un día muy importante para la lectura, porque se reivindica la cultura. 

Día de sant Jordi, día muy importante para Cataluña, porque a pesar de ser un día laborable se siente como día festivo. Se respira por las calles un sabor a libros, a rosas, a alegría.

Si te apetece, si te atreves a adentrarte por el centro de la ciudad de Barcelona, puedes ver todo lleno de paraditas. Puestos de rosas, últimamente de todo tipo de colores. Casetas con libros, libros que venden, o bien, con los autores de esos libros. Esos escritores pasan de ser un nombre, de ser alguien que te ha hecho viajar, a ser una persona como tú. Puedes dialogar un poquito contigo, puedes llevarle el libro y que te lo firme. En algunos casos por una dedicatoria, como hay tal cantidad de gente, tienes que esperar bastante, pero merece la pena. 

No sé desde cuando se celebra esta tradición en Cataluña, pero sé que desde que yo tengo razón de uso existe. Recuerdo que cada 23 de Abril en el cole nos contaban la  fabulosa historia de Sant Jordi y el dragón. Sí, la leyenda era repetida año tras año. Al principio, nos la contaban y después teníamos que pintar al dragón, al caballero que salvaba a la princesa y a la rosa. A la vez que iban transcurriendo los años, profundizábamos más en la leyenda, emplástica hacíamos rosas de papel para llevarlas a casa.  Más adelante, se celebraba el concurso de poesía y narrativa. Se celebraba ese día, porque a parte de ser el día del patrón de Cataluña, también se conmemoraba la muerte de dos grandes escritores de la historia: Shakespeare y Cervantes, según decían, murieron el mismo día. Así pues, se celebra el día Internacional del libro.


A parte se considera un día muy simbólico para la cultura catalana, porque se celebran los llamados “Jocs Florals” que son certámenes de literatura de la lengua catalana. Este certamen se celebra desde el siglo XIV. Esta celebración era una forma de dar a conocer a los escritores más emblemáticos de la época, todos aquellos que se presentasen al concurso. Para ello tenían que presentar sus escritos en catalán como forma de promocionar la lengua, la literatura y la cultura de la patria catalana. Por eso era mucho más que un concurso, más que un ganar o perder, una forma de que la cultura catalana se hiciera presente en la sociedad y cultura. Este certamen fue censurado en varias ocasiones como represión de la lengua catalana, la primera vez fue durante la dictadura de Primo de Rivera, aunque durante la  2ª República fue recuperado. La segunda vez que, como represión de la lengua y cultura catalana, fue durante la dictadura de Franco. Por suerte, en 1978, con la democracia instaurada en nuestro país, todo el mundo podía pensar, hablar y expresarse en la lengua que le diese la gana. Volvían las libertades y la cultura podía seguir creciendo, cultivándose y seguir hacia delante. Como cada día, con más y mejores medios,  vamos haciendo.  De todo se aprende, quizás por ello me guste la historia. Sé que no sirve de nada, somos humanos y somos los únicos que tropezamos en la misma piedra  una y otra vez, pero más vale tener presente los errores que se han cometido durante lo larde de la historia para poder esquivarlos, o bien para saber que hubo gente que no podía expresarse, sentir, ni vivir como querían.  

Deseando que hayas vivido un día lleno de libros, rosas y cultura. Me despido con el ánimo de que la lectura llegue a todas partes, de que el día del libro no sea solamente el de un día y cada día abráis un libro para poder viajar, soñar y disfrutar con la lectura. Cada día hay una capítulo en vuestras vidas que forma la mejor novela: vuestro propio libro. Cada uno lo escribe como quiere, lo malo que a veces no sabemos leer ni releer lo que vamos escribiendo durante nuestro día a día. No nos acordamos, no sabemos ver lo que hemos hecho, porque lo que hemos hecho ya está hecho y hay que seguir escribiendo capítulos sin parar, ya que la vida no tiene pausas publicitarias y hay que seguir adelante rellenando esas páginas en blanco que están y vendrán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario