BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







domingo, 3 de marzo de 2013

San Medir



San Medir: la fiesta más dulce de Barcelona

Cada 3 de Marzo se celebra la fiesta más dulce de la ciudad: San Nedir. Si os parece que durante la cabalgata de Reyes se reparten caramelos, eso no es nada comparado con los que se llegan a repartir durante esta festividad.

Ya hace unos años que no voy por Gràcia para esta fiesta. Pero recuerdo que más de un año había ido y no había vuelto con una bolsa repleta de caramelos, sino que había traído más de una bolsa. Después no sabía ni qué hacer con tantos caramelos, iba repartiendo por ahí, porque tenía para todo el año, a pesar de que repartiera a todo el mundo.

Pero, indagando un poquito más en el origen de la fiesta, vamos a ver quién era ese tal San Medir, el porqué de esta fiesta, desde cuándo y el por qué de esta tradición.

El origen del Santo….
 San Medir era un campesino que vivió hacia el año 300 en un pueblo cercano a Barcelona,  Sant Cugat del Vallès, durante el dominio romano de Diocleciano, que persiguió con fiereza a los cristianos.
El Obispo Severo huyendo de Barcelona, porque estaba siendo perseguido por los romanos, pasó por Sant Cugat, donde estaba San Medir plantando habas. Le explicó el motivo de su huida y, decidido a morir por la fe de Jesucristo, le pidió a Medir que si preguntaban por él, respondiera con la verdad, que dijera que, mientras estaba sembrando habas, el obispo había pasado por allí y que lo encontrarían más abajo.
Tal y como el obispo pensaba, los perseguidores pasaron por el campo que sembraba Medir, y al preguntarle si había visto al obispo y Medir respondió con la verdad. Al momento de decir tal verdad y no mentir, milagrosamente, las habas empezaron a crecer y florecer.   
Al final los perseguidores encontraron al obispo y se lo llevaron, pero junto con él cogieron de prisionero a Medir. Los mataron, pero antes de ello, los martirizaron.  

Los orígenes de la fiesta…
En 1828, cuando los alrededores del barrio de Gracia estaban más urbanizados, en el número 11 de Gran de Gracia había una panadería, donde el propietario del horno sería el iniciador de toda esta tradición, siendo el primero en formar una delas peñas de San Medir. Josep Vidal y Granés fue quien inició la fiesta más dulce de la ciudad.   
Josep no tenía muy buena salud, y siendo devoto del Santo: San Medir, le prometió que si le curaba cada 3 de Marzo iría a su ermita en la sierra de Collserola y lo haría subido a caballo, tocando música y anunciando su promesa a todos los vecinos del barrio.
En el año 1830 cuando el panadero ya estaba mejor de salud, inició su primera romería, tal y como había prometido. Al año siguiente, ya no fue él solo, sino que familiares y amigos le acompañaron, formando así la primera peña, llamada: Vidal.
Así, año tras año, se fue añadiendo más y más gente, amigos, conocidos, formando así más de un grupo de vecinos: Gracia, Sants, Sarrià y Sant Gervasi.  Cada vez era más la gente animada a seguir a la peña de Vidal. 
La primera noticia escrita de la fiesta aparece en 1853 en el Diario de Barcelona. En esa noticia se anunciaba la fiesta de San Medir, donde por aquella época ya se reunían más de 300 personas de toda Barcelona, para ver pasar a los diferentes grupos que desfilaban por el barrio, anunciando la fiesta dulce de Gracia. 
El señor Vidal murió en 1856 a causa de su enfermedad. Pero, hoy día sigue siendo recordado por todos, ya que gracias a su idea se celebra cada 3 de Marzo San Medir.   

Actualmente…
Más de un siglo después de que el panadero hiciera su promesa llevando alegría por todo el barrio de Gracia, aún se sigue celebrando la fiesta en honor al Santo. Siendo una de las fiestas más dulces y alegres del año. Cada 3 de Marzo podemos disfrutar de esta fiesta que se inició como una ofrenda al santo y acabó siendo una fiesta para todos. Grandes y pequeños esperan ansiosos la llegada de las collas que reparten toneladas de caramelos. Esos peregrinos van subidos en carruajes y otros en caballos repartiendo alegría y caramelos. Además, para amenizar más la fiesta van con bandas de música que alegran más, aún si cabe, la fiesta.  
Algo importante que decir de las golosinas….
Actualmente hay más de 26 collas que se reúnen en la onomástica del santo para repartir dulzor por las calles de Gracia. Pero, cabe resaltar que este año han tenido en cuanto a los celíacos y han repartido caramelos sin gluten. Algo que cabe resaltar, porque todos tienen derecho a disfrutar de la fiesta y llevarse un caramelo a la boca.
Hoy 3 de marzo del 2013, 183 años después de que se crease la primera colla, quería rendir homenaje que tantos buenos momentos me ha dado. Me ha hecho reír, divertirme y endulzarme cogiendo golosinas y comiéndomelas. A pesar de que, como he dicho al principio, ya hace unos cuantos años que no asisto. Pero, como espero y deseo que esta tradición perdure, habrá más ocasiones para ir a recoger caramelos y pasar buenos momentos.
¡Viva San Medir!
Os dejo con un vídeo de la fiesta, imágenes y música típica de la fiesta, ¡disfrutadlo!    


No hay comentarios:

Publicar un comentario