BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







sábado, 12 de enero de 2013

ENERO

Sé que el título que he escogido no es muy original. Pero, estamos en Enero y para que no quede duda de ello, no queda reflejado solamente en la fecha de la entrada, sino que el título es más que un reflejo. Espero que los recortes creativos cesen en breve.  

La Navidad dio paso a un nuevo año, esperemos que más óptimo que el que dejamos atrás, y con ello a Enero. Ya estamos en la gran cuesta de Enero, con sus subidas de impuestos y enfrentándonos aun nuevo año duro, como todos los inicios. Hemos inaugurado un 2013, y hemos pasados los Reyes. Aunque me considere más republicana que monárquica, esta tradición siempre se ha celebrado en casa. Cuando era pequeña, muchos de mis compañeros y familiares, sé que recibían regalos para Navidad. El grandullón de Papa Noel les obsequiaba con regalos, con los que tenían más tiempo para jugar, pero a mí los tres Reyes me traían cositas, incluyendo carbón. Tendría menos tiempo para jugar, pero valía la pena esperar.

Este año he debido ser muy buena, porque no han dejado carbón. Me han traído cosas maravillosas. Cosas que había expresado en voz alta, como deseo, pero no lo había escrito en ninguna carta. Pero, ellos que son muy listos y como son magos y majos lo escuchan todo y están muy atentos a todo aquello que queremos. Así que acertaron de pleno con lo que quería. Estoy muy contenta con mis regalos, desde unos pijamas que abrigan que da gusto, hasta el regalo estrella: una cámara de vídeo.  Sé que ahora con la cantidad de móviles que hay, con las cámaras de fotos digitales que hay y todo lo demás, casi no se utilizan, pero me llamaba mucho la atención, a pesar de que  ya he tenido. Es muy bonita, pequeña, casi no ocupa espacio, y lo mejor con un zoom increíble, de 40x, eso es mejor que tener un catalejo para ver las calles. Así que en caso de necesidad, de querer ver algo, puedo ampliar el zoom y con un poco de equlibrio, ya que tienes que tener buen pulso, se puede ver casi todo lo quer quieras, mejor que unos prismáticos.

Para Kenzie también hubo regalos. Le trajeron un peluche muy bonito, que es una oveja. A ella los peluches le gustan mucho más que las pelotas, incluso a veces se va a dormir a su cama con alguno de ellos. Tenía un peluche gato, de hecho todavía lo tiene, pero l o tiene ya un poco en mal estado. Así que, no le venía mal tener otro peluche, pronto esa oveja se convertirá en la oveja negra, porque entre los lametazos y lso viajes que le pega, poco aguantará el blanco nuclear que tiene el cuerpo de la ovejita. Pero. Lo importante es que disfrute, que para eso se lo han traído. También le han traído un hueso gigante, para que se limpie los dientes. Tenemos que vigilar y no dejárselo mucho rato, porque si no se hace daño en las encías, porque es muy bruta. Otro regalo se ha quedado en casa de mis padres, así cuando vaya a verlos tiene entretenimiento, otro hueso, en este caso de cuerda. ¡A ver, cuanto le duran los juguetes! 

A lo tonto, hace una semana estábamos en esa noche mágica para tantos niños, los que todavía viven bajo la inocencia y la felicidad de la noche de Reyes. Ahora, ya han pasado los Reyes y con ello el fin de todas las fiestas navideñas. Estamos ante otro curso, otra etapa, otro año. A ver, qué nos deparará este 2013.  

Os dejo con un vídeo de youtube, donde los protagonistas de la noche de Reyes nos explican sobre ellos (anuncio de Banc Sabadell): 


No hay comentarios:

Publicar un comentario