BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







martes, 23 de noviembre de 2010

4 WEEKS IN DUBLIN


Ya llevamos cuatro semanas en esta isla llena de agua. Agua, por todas partes, rodeada de mar, ríos y lluvia. Pero, a pesar del clima tan poco acogedor, estamos muy bien. Poco a poco, aunque el tiempo no colabore nos vamos aclimatando a la ciudad, a las costumbres y al idioma.  

Ya hace tres semanas que estamos en la Academia de inglés. La escuela se llama Delfin y la verdad es que está muy bien. Como os dije en la anterior entrada (pido disculpas por no haber escrito antes, habrá un apartado de excusas…) empezamos en diferentes cursos Carlos y yo, pero como han pasado unas semanas, ahora Carlos ya está en el mismo nivel que yo en pre-intermediate. Aunque eso no significa que vayamos a la misma clase. Incluso, a él lo iban a enviar a otro edificio que tienen por el centro, por O’Connell. Pero, con la “excusa” de que yo aún no sabía muy bien el camino, consiguió convencer a la jefa de estudios para quedarse en el mismo edificio que yo. Lo de ir a la misma clase da igual, así conocemos a más gente, y aprendemos más, porque damos cosas diferentes, diferentes temarios, a pesar de estar en el mismo nivel, y así luego en casa repasamos lo que hemos dado, y así nos podemos contar más cosas, diferentes.
En la academia estamos conociendo a mucha gente, gente muy maja. Pero parece que aquí los amigos nos duran poquito, porque muchos han cogido cursos para dos o tres semanas.  Sin ir más lejos, este viernes ya hemos tenido una despedida. La despedida, el hasta luego, de César y Manel, ellos habían cogido el curso para dos semanas, ya que querían aprovechar sus vacaciones aprendiendo inglés y conociendo gente. Y entre esa gente que conocieron estábamos nosotros, la verdad, es que ha sido un placer conocerlos. Manel vino con César y Manel iba a clase con Carlos. Así que como eran activos e iban proponiendo planes, nos fuimos conociendo. Espero que los volvamos a ver. Nosotros lo tenemos más fácil que otras personas, ya que cuando volvamos a Barcelona los tendremos cerquita, son de Vic, y no es lo mismo Vic que Seúl. Digo lo de Seúl, porque tanto en mi clase como en la de Carlos hay muchos coreanos. Con el grupito de la clase de Carlos salimos con varios de ellos y son muy monos. También tengo que mencionar a Roberta, de Cerdeña, que iba a la clase con Carlos y Manel, y también nos hicimos amigos de ella enseguida.
En cuanto a las clases en Delfin muy bien. Nosotros nos hemos cogido intensivo de 15 horas semanales para 3 meses. Entramos a las 9:45 y salimos a la 1, hay un cuarto de hora de descanso, patio. Y se supone que en todo el recinto de la escuela tienes que conversar en inglés, si te escuchan hablando otro idioma que no sea el inglés se podría decir que te sacan la tarjeta roja, te ponen en una cartulina que tiene todo estudiante, una pegatina roja, pero por el contrario, si te escuchan conversando en inglés, siendo participativo, llegando a la hora, haciendo deberes, es decir, haciendo las cosas bien, te dan una pegatina azul. Esto de las pegatinas, al final de la semana tiene una recompensa, quien más pegatinas de color azul tenga, les regalan un dólar a canjear en un pub cercano a la calle principal de la ciudad- O’Connell- por 3 pintas. Y de alguien muy cercano y muy querido a quien le ha tocado ese privilegio, y ese es Carlos, se ve que fue el mejor de su clase, por tener más pegatinas de color azul y le dieron el dólar, pero aún no hemos ido a cambiarlo por las cervezas, digo aún no hemos ido, en plural, porque espero que alguna me dé, o al menos un sorbo.
A pesar de que en clases somos 12 personas o así, depende el día, creo que están muy bien. Yo creo que aprendes si tienes ganas de aprender y punto, aunque el profesor también es un aliciente. Yo con mi profesor he tenido mucha suerte, porque es muy atento, y siempre está pendiente de quien se equivoca y en cuanto te oye te corrige, de eso se trata. Pero también lo digo, porque se toma la molestia de ir apuntándome todo lo que hacen en fotocopias en grande, coge el rotulador que tiene para la pizarra y me apunta el vocabulario, la gramática o el ejercicio que estemos dando. En la carpeta, que me tuve que comprar aquí, casi no me caben más hojas. He optado, por dejar aquí los apuntes, y solamente llevarme los de la semana en cuestión, porque si no va a llegar un momento que no voy a  poder cerrar la carpeta, entre apuntes, juegos, ejercicios, folios que me da el profe, voy acumulando una cantidad de papel…Sin embargo, aún no los he sacado de la carpeta, porque si los dejo en casa, con el poco espacio que tenemos no sabré donde dejarlos. Pero, creo que a partir de ahora tendré un sitio donde dejarlos.

Sí, tendré sitio donde dejar mis apuntes y donde dejar más cositas, ya que el domingo fuimos a IKEA DUBLIN. Y después de esperar media hora el bus, con frío que congelaba, suerte que no llovía, llegamos. Y nos compramos dos mesas pequeñitas para el comedor, estaban muy bien de precio: 5 euros cada una. Y después yo quería algo tipo mesita de noche, para poder apoyar algo a mi lado cuando duermo y poder poner más cositas de ropa que aún, por falta de espacio, no he podido colocar. Sin embargo, una mesita de noche con un par de cajones costaba alrededor de 40 euros, y comprarme algo que luego no me voy a poder llevar, pues me parecía caro. Así que al final vimos una estantería, que se supone que es para poner libros, que puede fácilmente hacer la función de mesita de noche porque sirve para dejar cosas, y porque está al lado de la cama.
Carlos en cuanto llegamos a casa se puso a montar las mesas y en un momento ya las tenía montadas y quedan muy monas. Y es mucho más práctico comer ahí, aunque sean bajitas, que en lo alto del taburete en la barra americana. Y ayer, lunes, se puso con la estantería y paso a paso consiguió montarla, y eso que no teníamos ni martillo, ni destornillador, pero con unas tijeras y maderas para pegar golpecitos se apañó, y ahora ya tengo montada la estantería. Estoy muy contenta, porque anda que no echamos en falta tener algo más de espacio, pero todo se arregla. 
                                        
                                                                                               
Desde la última entrada, como ha pasado tiempo, hay novedades, a parte de la vuelta al
cole… ¡Ya tenemos Internet! ¡Sí! Estuvimos dudando en comprarnos un módem USB o la opción que nos había aconsejado el antiguo inquilino, ponernos una compañía con su router y todo eso. Y al final, ganó la segunda opción, es más cara, pero bueno ya lo tenemos, y podemos pagar los recibos sin necesidad de tener cuenta bancaria aquí, podemos ir a correos cada mes con el recibo e ir pagando cada mes. De momento no hemos pagado nada. La verdad, es que el día que llegó fue una odisea instalarlo, pensábamos que vendría alguien a instalárnoslo, pero no fue así, simplemente vino alguien a traer las cajas con el router y las instrucciones. Sin embargo, justo ese sábado, apareció por casualidad el antiguo inquilino a recoger su correo, por si tenía algo, y le asaltamos, y  muy amablemente nos lo puso, que tampoco tenía mucha idea, pero como ya lo habría hecho para su casa, pues supo hacerlo. Menuda suerte tuvimos, porque nosotros no si hubiéramos sabido.
Otra de las novedades, es que a parte de Internet, también tenemos radio. Sí, una radio de esas que vienen con cd y para sintonizar radio, la verdad es que ocupa un poco, no es como la típica radio-despertador, pero ya nos hace la función cuando quiere. Se la pedimos al propietario cuando vino ese sábado, el sábado de Internet, más que nada porque a veces la gente cuando tiene tele se olvida de la radio, y a nosotros una radio, pues nos vendría muy bien. Y al principio, Gary, nos dijo que con Internet también podríamos escuchar radio, y tiene razón, pero le convencí diciéndole que claro en la habitación no podíamos escuchar el ordenador, y que a nosotros antes de dormir nos gusta oir la radio, y entre eso y que con la radio también se aprende. Pues al día siguiente vino Ruth, su novia, con las copias del contrato que habíamos firmado el día anterior y una radio. ¡Bien!  J ¡Prueba conseguida!
Ayer estuvo aquí Gary, porque teníamos que hablar del tema de los recibos de la electricidad, seguramente los paguemos también por correo, pero es que nos piden un depósito un tanto excesivo, pero se ve que es normal si no dejas un número de cuenta, es decir, si no pagas por banco. Y de paso le hemos comentado que la radio no funcionaba muy bien, ya que a veces cuando la encendemos no se escucha nada, y otras cuando logramos sintonizar algo se va yendo el volumen, hasta que llega un momento que no se oye nada, pero ley de Murphy, la radio ha funcionado a la perfección delante de él y delante de nuestras caras de asombro, quizás es el enchufe, el conector de la habitación, no sé, da igual. Y nos ha comentado temas que había pendientes como el arreglo del jardín, que está muy estropeado, hay mucha mala hierba por ahí que espero la corten y adecenten el jardín, que es una pena tenerlo así. Y sí, ya lo ha hablado y vendrán para ponerlo bonito. Así que muy bien el trato con nuestro propietario, espero que continúe. La verdad, es que es muy atento, y en cuanto tenemos un problema viene, y para lo de Internet llamó él. Pero tiene la manía de llamarme María, desde que lo vió en el pasaporte, que no entiende que tengamos dos apellidos, pues menos entiende lo del nombre compuesto, así que ya no le puedo quitar el María cuando habla conmigo. Igual, que es muy gracioso porque no tiene ni idea de español, e intenta hablarlo y nos habla como en italiano, porque siempre dice: “no problemo” jaja.
Por cierto, ahí va mi vena marujona, ya a que se dedica, se ve que es detective de la policía. Siempre va bien saberlo.
En definitiva, se le ve muy buen hombre, se preocupa y eso se agradece que sea considerado con nuestra situación. En un país nuevo dende no conoces a nadie, siempre es de agradecer que presten ayuda e interés. J 

Haciendo un alto en el camino para gritar a los cuatro vientos: ¡FELICIDADES MAMA! hoy, 23 de Noviembre, es el cumple de mi mami: alguien muy especial para mí. Desde aquí, aunque también lo haré por teléfono, aprovecho para felicitarla, y mandarle muchos besos. Y decirle que espero que se recupere y se ponga en forma muy pronto, ya que está en baja forma, los constipados, que en esta época nos afectan a todos. Un besazo y abrazotes, que aunque te tenga lejos y no te los pueda dar físicamente, que sepas, que siempre estás muy cerca de mí. J

Después de este paréntesis de felicitación filial-materna, prosigo contando…

Explicaciones a la tardanza de escribir:
No hay excusas, pero como os dije no tenemos televisión, y entonces la única manera de entretenernos cuando estamos en casa es con el ordenador. Y si me pongo a escribir dejó un poco “aburridillo” a Carlos. Aunque, la verdad, es que está muy aplicado con los estudios y que hay ratos que está con los deberes, pero también hay ratos libres que a no me apetece escribir. Así que en definitiva, no hay excusas que valgan, simplemente el propósito de intentar ir actualizando el blog más a menudo, para que no quede en el olvido. Aunque sea un par de líneas no estaría mal, para ir dando señales. Así que, lo intentaré. ;-)

Estoy muy contenta, porque el domingo recibí un e-mail de una buena amiga: Cris, y entre otras cosas, me contaba que van a venir a vernos, sí! Hace mucha ilusión recibir visitas cuando estás fuera de tu entorno, sin conocer a nadie, sin conocer bien el país, ni el idioma. Y la verdad es que el contacto con los amigos hace mucha ilusión. Así que, en menos de un mes los tendremos por aquí bebiendo GUINNESS con nosotros y cantando bajo la lluvia (les tengo que recordar que venga preparados para el frío y la lluvia, aunque ya lo sabrán). También he recibido e-mails de amigas, y como digo, hace mucha ilusión recibir noticias de nuestra gente y saber cómo les va.

Kenzie está mucho mejor adaptada. Aunque sigue sin gustarle la lluvia, pero, a quién le gusta mojarse? Bueno, a decir verdad a ella le gusta, pero cuando le apetece, porque el fin de semana pasado que nos hizo buen tiempo y no llovió durante el día. La llevamos a correr a un campus universitario que tenemos al lado de casa, y la muy perri se metió en un río, ¡con lo helada que debía estar el agua! Pero anda que no disfrutó corriendo por todo el césped del campo de rugby, o futbol-rugby (como le llamamos a los campos de fútbol gaélico, ya que tienen las porterías de futbol y los palos de rugby). Además de disfrutar corriendo con nosotros y bañarse en el río, se pudo sociabilizar con un par de perros que vimos, un Husky y otro que no recuerdo que raza era. Pero que es cierto que aquí no hemos visto apenas perros, o no los sacan a pasear o no coincidimos o vete a saber, pero no hemos visto muchos. Y en cambio, perros guía ya hemos visto dos.  
  
                                    
Hoy al ser martes, es como si fuera en España los jueves universitarios, pues aquí se celebra los martes, porque en algunas universidades los miércoles no hay clase, o eso nos han comentado. Así que, hay una discotequilla que se llama Daicis o algo así, que está muy bien. Es muy grande, tuene zona de fumadores con sus estufitas, hay mucha gente, y sobre todo, las pintas salen a 2e, y hay que aprovechar, porque en los pubs, normalmente el precio de las pintas rondan los 5 euros, así que seguramente iremos, y es que además hay una chica de mi clase, que la semana pasada terminó el curso, porque ya cansada de no encontrar trabajo, se vuelve para España, pues es su cumpleaños y lo quiere celebrar allí. A ver qué tal va la noche, bueno la tarde noche, el evening. El martes pasado estuvimos y nos gustó bastante, pero estaba preocupadilla por Kenzie que la había dejado en casa solita, bueno con música puesta, pero no es lo mismo. Y sobre las doce ya fuimos para casa, que teníamos un ratito a pie y otro caminando y bajo la lluvia. Llegamos súper empapados a casa, más yo que Carlos, porque yo ni llevaba chubasquero ni nada, y Carlos no es que lo llevase, pero su chaqueta ya es impermeable, así que algo le hizo. Lo mejor de llegar a casa después de haberla dejado solita es la bienvenida que nos hace, unos cariños tremendos. Pero la verdad es que mucho mejor dejarla en casa en estas situaciones que llevarla, allí entre la música y la gente, hubiera acabado sorda y agobiada y no es plan de hacerle pasar ese trance a mi nena. Así que cuando nos tenemos que ir, ya decimos que es que tenemos a la hija sola en casa, y es que es verdad es nuestra niña.

Ya os contaré más cositas en la próxima entrada, y espero no demorarme tanto en hacerlo. Os cuelgo unas fotitos de la protagonista de nuestras vidas: Kenzie J  
 

PD: Al final , yo no he ido a  la disco, porque parece que he cogido  un buen resfriado. Ayer no pude ir a clase, porque me encontraba bastante mal. Hoy, sí, cargada de pañuelos, pero he ido, tampoco es plan de estar faltando. Luego por la tarde, habíamos quedado a las 18:30 para ir, no me encontraba muy fina. Demasiados mocos para beber birras…así que Carlos sobre las 18:00h, se ha ido hacia el centro, ahí había quedado con Roberta, y yo he preferido quedarme en casa a hacer eposo..







                      

1 comentario:

  1. Pili intento ir leyendo de vez en cuando tu blog pa no perderme mucho y me encanta tu estilo, es como escucharte en vivo! ejeje os mando un besito a los dos y que sigáis la aventura con esta alegría que desprenden tus palabras, espero q ya estés recuperada del todo guapi!t'estimo.
    Georgi.

    ResponderEliminar