BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







miércoles, 21 de diciembre de 2011

WE ARE ALIVE




WE ARE ALIVE…

La maleta sigue viva, pero en otro destino: SPAIN

Una de las preguntas más recurrentes, ante mi desaparición en el blog, la voy a resolver hoy. La maleta no se ha extraviado, no se ha roto, no la han robado…Sí, reconozco que he estado muy “pasota” con este blog que con tanta ilusión empecé. Sin embargo, me he dedicado mías a vivir la vida que a escribirla. 

El tiempo ha pasado. Cada vez pasa más rápido, casi sin darnos cuenta. Hace más de un mes que ya abandonamos nuestra isla esmeralda. Y como casi siempre elegimos los mejores momentos para cambiar de destino.  Así que el 2 de noviembre, justo cuando hacía un año que empezamos a vivir en nuestra casa dublinesa, volamos hacía España. 
Era hora de volver a los orígenes después de un año de experiencia inolvidable. Los últimos días en Dublín fueron duros, ya que, a parte de hacer maleta y hacer selección de qué llevábamos y dejábamos, tocaba la hora de las despedidas. Aunque sé que con alguna gente, afortunadamente, no será un adiós, sino que fue un hasta pronto. Con algunos tendré la suerte de volver a reencontrarnos, no sé ni cuando, ni donde, pero tengo la certeza de que volveremos a vernos.

Ahora en Barcelona, nuestro hogar de toda la vida, empieza otra aventura: la búsqueda de empleo. La verdad, es que es una labor ardua tal y como están las cosas actualmente. Aunque de lo que no cabe duda, dejando de lado la situación que hay, es que todos los inicios son duros, pero no por ello nos vamos a desanimar.

Hemos acabado una etapa de nuestra vida, un año en el extranjero. Pero no es el fin, es el inicio de una nueva etapa. Terminamos un capítulo, empezamos otro: con otro escenario, otra gente, otro ambiente y otra situación.

Ahora estamos en fechas navideñas y me vienen muchos recuerdos del año pasado. Pensar que el año anterior estábamos en Dublín, en una casa más pequeña y con nieve, se hace extraño. Pero queda el recuerdo, las fotos y las entradas que hice en el blog.

De todas maneras, aunque no haya escrito durante meses, sí que lo he ido haciendo en borradores, así que no descarto algún día recuperarlos y recordar aquellos días, anécdotas y cosas curiosas que acontecieron en Dublín.
También decir que aunque la aventura irlandesa haya llegado a su fin, no tiene porque significar que este blog lo haya hecho también, a parte de recuerdos, dentro de una maleta caben muchas cosas y siempre hay vicisitudes que explicar y dar a conocer. Además, quién sabe, puede que dentro de poco tengamos que volver a hacer la maleta para ir a otro destino en búsqueda de oportunidades que no encontramos en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario